Lo último en belleza: retinol para los glúteos

No es nada fuera de lo común ver glúteos que presentan rasgos propios de la edad, ligados a la falta de firmeza de la piel u otras imperfecciones, como pequeñas espinillas, puntos negros, etc». Y este envejecimiento de los glúteos tiene hasta nombre propio: «buttock ageing». Revertirlo no sólo se hace a golpe de gimnasio, donde se ataca principalmente al tono muscular, sino que olvidamos una parte importante: la falta de colágeno, el soporte muscular.

Solemos ver esta piel un poco arrugada por la falta de colágeno o de soporte muscular y, al mismo tiempo, tendemos a encontrar imperfecciones o piel áspera, algo que puede aparecer, entre otros factores, por el sudor, el estrés o una mala alimentación.

Si usamos el retinol para revertir el envejecimiento de la piel del rostro, la pregunta es, ¿tiene sentido hacerlo en el culo? Pues para los expertos, parece ser que sí es la solución perfecta. Este activo en el glúteo tiene la capacidad de hacer que la piel vaya renovando las diferentes capas con el uso continuado, tiene acción bactericida para reducir los posibles granitos, mejora la textura de la piel y ayudará a eliminar las marcas de procesos acneicos previos.

¿Sirve cualquier retinol?

A pesar de que no vas a encontrar en el mercado una selección amplísima de retinol formulado especialmente para el glúteo, sí existen referencias diseñadas para el cuerpo, como Cold Plasma Plus+ Fragile Skin Therapy, de Perricone MD.

Se trata de un body cream de uso diario pensado para tratar zonas de piel áspera o con granos además de la flacidez. Puede usarse en zonas como los brazos, los muslos y, efectivamente, el culo. En este área, favorecerá la renovación del tejido, la firmeza y ayudará a eliminar las imperfecciones.

El retinaldehído

El retinaldehído es otra de las alternativas que proponen los expertos. Y es que la vitamina A se metaboliza en la piel. Cuando aplicamos un retinol, éste debe metabolizarse a retinaldehído y después, a ácido retinoico. En cada paso metabólico, se pierde algo de eficacia. Por este motivo, si aplicamos retinaldehído desde un inicio, conseguimos saltarnos un paso y acelerar este proceso hasta 11 veces, según los estudios.

Y la pregunta entonces es, ¿por qué no existe entonces el retinaldehído en vez del retinol? Fácil: se trata de un principio activo muy inestable, con una formulación y una estabilización específica y muy cara. Pero sí, tienes opciones en el mercado, por ejemplo, Crystal Retinal 6, con un 0,06% del principio además de ácido hialurónico.

¿Cuándo aplicarlo?

El retinol en los glúteos, como en la cara, siempre de noche. La razón es que es fotosensible y cuando le da el sol, pierde sus capacidades. Además, la piel se renueva por la noche con lo que conocemos como los ciclos circadianos. Un impulso con retinoides ayudará a potenciar su propia labor renovadora nocturna.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.