Ácido Hialurónico en cápsulas

El ácido hialurónico es una molécula que produce nuestra piel de manera natural para mantener su hidratación. Pero el frío, el estrés, el estilo de vida y el paso del tiempo hacen que ésta no pueda producir el suficiente para retener el agua que necesitamos para aportar jugosidad y elasticidad al rostro. ¿Lo más efectivo? Aportárselo en forma de cosmética cada día.

Una piel con una dosis de ácido hialurónico óptimo es sinónimo de buena cara, juventud e hidratación. Necesitamos, por ello, añadir ese extra de manera externa. Pero no vale cualquier producto ni todas las concentraciones, siempre buscaremos lo mejor. Y lo mejor es un sérum en cápsulas de Elizabeth Arden.

Se llaman Sérum Hyaluronic Acid Ceramide Capsule. Se trata de un sérum elaborado a partir de ácido hialurónico, ceramidas, extracto de jengibre y aceites emolientes. Viene en unas pequeñas cápsulas de un solo uso (esto tiene una parte muy buena: no se contamina el producto y sabes exactamente la dosis que necesitas) que se aplican mañana y noche con la piel limpia o después del tónico; con la finalidad de hidratar, redensificar y reafirmar la piel en pocos días.

El 98% de personas que lo han probado afirman que cumple esas tres funciones. Su tecnología “Zero H2O’’ hace que su fórmula pueda incluir ácido hialurónico 500 veces más pequeño que el habitual. ¿Esto qué quiere decir? Que penetra en la piel de una manera más profunda, pudiendo retener la humedad natural de la misma y añadir más para lograr esa piel hidratada con la que siempre soñaste.

Además, este sérum en cápsulas combina el ácido hialurónico con las ceramidas, lípidos que se encargan de dar cohesión a las células y evitan deshidratación de los tejidos. ¿Qué se consigue con esta fórmula combinada? Fortalecer la barrera de hidratación natural, favorecer la síntesis de proteínas que dan estructura y retener el agua presente en nuestra piel de forma duradera ¿Y a qué afecta esto? A la belleza del rostro, ya que se potencian los volúmenes naturales de la piel y el contorno se ve más definido.

Otro punto a su favor es el formato. Se presenta en cápsulas monodosis que proporcionan un concentrado de máxima pureza y, además, incluyen la cantidad exacta de producto que necesitas para aplicarlo en rostro, cuello y escote. El contenido de cada cápsula ni se altera ni se estropea porque está siempre protegido. En resumen, un formato que ofrece una fórmula, pura, potente y precisa. Tan sencillo como utilizar una cápsula por rutina y desecharla al terminar, cuando esté vacía

Aplícatela antes de tu crema habitual, dos veces al día o cuando necesite ese extra de hidratación. Está disponible en formatos de 30 y de 60 cápsulas monodosis. Sin duda, es de esos productos que, una vez los pruebas, ya los quieres para siempre.

Deja una respuesta

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: [email protected].