Todo sobre las infusiones depurativas

El componente mayoritario de las infusiones es el agua (aunque podemos encontrar algunas recetas elaboradas con leche o bebida vegetal como la tradicional leche dorada de la India) por lo que su principal beneficio es ayudar a la correcta hidratación y depuración del organismo.

Junto a todos los beneficios que tiene beber agua, las infusiones depurativas incluyen algunas plantas que, en uso tradicional, tienen acción depurativa o diurética, por lo que la combinación de ambas (agua y principios activos de algunas plantas) puede contribuir a limpiar impurezas y favorece la eliminación de líquidos corporales y su efecto saciante y termogénico puede ser un apoyo relevante en dietas de control de peso.

¿Todo el mundo puede tomar infusiones depurativas?

Algunas infusiones pueden contener cafeína (como el té o aquellas que se elaboran con guaraná o con hierba mate) por lo que no están recomendadas en niños o en personas que no toleran bien la cafeína, o en momentos en los que se debe reducir el consumo de sustancias de acción estimulante (como podrían ser el embarazo o la lactancia).

Otro ejemplo son aquellas infusiones que contienen raíz de regaliz y cuyo consumo excesivo debe ser evitado por las personas que sufren de hipertensión arterial.

Además en caso de condición médica especial o toma de medicamentos es recomendable consultar previamente con un profesional de la salud, como recomienda la nutricionista.

Ingredientes de las infusiones depurativas

Puedes comprar las infusiones depurativas ya preparadas en bolsitas y simplemente añadirlas al agua caliente o prepararlas tú misma en casa.

¿Qué ingredientes tendrías que utilizar? Algunas plantas tienen una larga tradición de uso como depurativos naturales y se llevan utilizando desde hace cientos o miles de años para ayudar al organismo a eliminar aquello que no necesita favoreciendo un correcto funcionamiento del hígado o los riñones, dos de los principales órganos encargados de esta función. Entre ellas destacan estas diez plantas depurativas de uso tradicional:

  1. Cola de caballo
  2. Ortiga
  3. Diente de león
  4. Alcachofera
  5. Hibisco
  6. Ulmaria
  7. Boldo
  8. Té verde
  9. Ortosifón
  10. Bardana

Se pueden combinar varias de estas plantas y, a la hora de preparar una infusión o una decocción, se tendrá en cuenta la parte de la planta a seleccionar. Por ejemplo, el empleo de las hojas del té verde, las flores del hibisco, la raíz del diente de león o las partes aéreas de la cola de caballo.

Se debe tener en cuenta que cada parte concreta de una planta presenta diferentes composiciones en cuanto a su aporte final de vitaminas, minerales, polifenoles, flavonoides o principios activos; y que dependiendo del tiempo de infusionado, la temperatura del agua y la naturaleza más o menos hidrosoluble de estos principios activos las infusiones depurativas serán más o menos efectivas.

¿Ayudan las infusiones depurativas a adelgazar?

El consumo regular de infusiones, dentro de una alimentación equilibrada y saludable, y siempre que no les adicionemos azúcar, pueden contribuir a la pérdida y el mantenimiento del peso corporal, dado que éstas aportan en su gran mayoría, cero calorías.

Al ser mayoritariamente agua, las infusiones depurativas contribuyen a aumentar la sensación de saciedad, por lo que con este propósito podemos recomendarlas mejor entre horas o justo antes de las comidas principales. ¿Por qué? Buscamos en este caso que la ingesta posterior de alimentos (y sus calorías) sea menor al tener menos apetito.

¿Para quién estarían recomendadas?

La recomendación de una u otra infusión dependerá de las plantas, especias y/o hierbas aromáticas con las que se hayan elaborado. En general, todos los adultos sanos y sin un condicionante específico de salud se pueden beneficiar del consumo regular de infusiones depurativas, dentro de una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable.

De una forma más concreta, estas infusiones se pueden orientar a personas que deseen mantener o controlar su peso corporal y su volumen (hablamos también de ‘talla de pantalón’), propensas a la retención de líquidos y a la celulitis, así como personas con una mayor exposición a toxinas presentes en el ambiente (que viven en ciudades con alto nivel de contaminación y polución) o en los alimentos o productos de cosmética y limpieza (alimentación rica en productos ultraprocesados, aditivos sintéticos).

¿Cuántas tazas sería recomendable tomar al día? Entre horas las infusiones depurativas pueden resultar especialmente beneficiosas en personas que desean controlar el peso corporal ya que las preparaciones líquidas aumentan de forma temporal la sensación de saciedad y pueden contribuir a controlar la ingesta de algunos alimentos calóricos o ricos en grasas y/o azúcares, es decir, para ayudar a evitar tentaciones. En cuanto al consumo, las infusiones, especialmente sin adición de azúcar o edulcorantes artificiales, pueden estar incluidas en la alimentación diaria aunque el número de ellas dependerá de cada caso particular y de las plantas que contengan.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.