Los trucos para dar con el color de pintalabios que más te favorece

Hay muchos secretos a la hora de elegir los tonos de pintalabios que mejor nos sientan. Porque seamos sinceras, ¿cuántas veces usas esos tonos imposibles que tienes? Ninguna. Hay que ser sensata a la hora de comprar nuestras barras de labios para no dejarlas olvidadas en nuestro neceser.

Lo primero que hay que saber es que existen muchos tonos de piel y por debajo de ellos, subtonos. Hay pieles claras, medias y oscuras, pero también hablamos de matices, como dorados azulados, o rosáceos.. Esto te puede parecer muy confuso, pero como todo en la vida, si quieres acertar con el tono exacto hay que hacer un buen análisis de la piel para un resultado óptimo. En general, los tonos granates, vino o rojos oscuros son colores que sientan bien a cualquier tono de piel. Si no quieres experimentar con otros colores, estos siempre serán un acierto seguro.

¿Cuantas veces te has ido a probarte labiales preciosos y cuando te los has puesto has notado que no te favorecían nada? Dependiendo del tono de piel que tengamos, nos quedan mejor unos tonos u otros. Si tus venas son azuladas tienes un subtono de piel frío y los colores fucsias y morados son los que mejor sientan; si son verdosas, tu subtono de piel es cálido y los tonos naranjas o rojos son los más adecuados.

No todo es el color de tu piel, el color de tu cabello también es fundamental para determinar tu labial perfecto. Debes tener en cuenta ambas cosas para crear el tándem perfecto.

Si tienes el pelo blanco o muy oscuro, al ser colores opuestos, quedan fenomenal con cualquier color y podrás probar distintos tonos para ver cuál te gusta más. Si tienes el cabello rubio o castaño muy claro, elige tonos rosados o rojos. Puedes usar tonos más intensos para ocasiones especiales en las que quieras que tus labios sean los protagonistas.

Los cabellos pelirrojos tienen más limitados los colores por su contraste con el pelo, pero los tonos rojos y marrones son los mejores para destacar tus labios. Pueden usarse más o menos intensos , pero no salirse de esa gama de colores.

Los acabados mate en tus labios dan un aspecto mucho más elegante que un brillo intenso, pero suelen secar mucho y más aún si los labiales son de larga duración. Hay que buscar aquel cosmético que nos asegure una hidratación intensa durante muchas horas para evitar que se noten agrietados.

Si prefieres unos labios jugosos, divertidos y con volumen extra, puedes usar sobre ellos un gloss que aporte luminosidad y brillo a tus labios. Busca uno que sea con base de aceite para que te hidrate el labio y no se quede pegajoso.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.