Los tratamientos más demandados para modelar el cuerpo.

A menudo buscamos tratamientos quirúrgicos que nos hagan el milagro. Pero debemos saber, que los tratamientos quirúrgicos son para corregir o modelar el cuerpo, no para adelgazar. Es muy importante que los pacientes con obesidad hagan una dieta controlada por un especialista. La dieta además deberá proveer al organismo de las proteínas suficientes para llevar a cabo una cicatrización eficiente a la hora de someternos a un tratamiento quirúrgico de modelado.

TRATAMIENTOS CON LÁSER:

La lipoescultura láser es un tratamiento de resultados rápidos y poco invasivos, algún hematoma con una recuperación sencilla ya que se realiza con anestesias locales.
Los efectos del láser se aplican sobre el tejido graso del cuerpo para extraer la grasa. El láser “rompe” para que la grasa salga de los espacios intercelulares, paralelamente el haz de luz concentrado en la fibra óptica produce fototermólisis sobre el tejido graso, transformándolo en una sustancia “aceitosa” que se succiona con una bomba conectada a las cánula de extracción.
Es conveniente realizar unos drenajes linfáticos manuales y de ultrasonido para ayudar a desinflamar y a que los tejidos se compacten.
Es una de las mejores técnicas para tratar la obesidad localizada, aunque es un método para modelar y no para bajar de peso, el paciente puede perder volumen sólo en puntos localizados. Se necesita una evaluación previa del Índice de Masa Corporal para ver el nivel de grasa, si este excede lo establecido no será apto.

Desde la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) advierten a los consumidores de la importancia de que el tratamiento con láser médico sea aplicado por profesionales médicos ya que el láser es una técnica de gran potencia que si no tiene una aplicación correcta puede provocar quemaduras en la piel. Expertos de la SEME señalan que es fundamental que el paciente acuda a un profesional médico y que conozca en todo momento en qué consiste la técnica que se le va a aplicar.

LIPOSUCCIÓN O LIPOESCULTRURA:

Se realiza en quirófano pero con anestesia local y con una recuperación rápida, el paciente puede volver a realizar su vida normal a los pocos días.
A través de una pequeña incisión, de apenas unos milímetros, se introduce una cánula y se aspira el tejido adiposo de una determinada zona del cuerpo. Se suelen tratar en la misma sesión varias zonas, las caderas, la región abdominal y las zonas lumbares, los muslos o rodillas.
Este tratamiento está contraindicado para pacientes con problemas respiratorios o cardíacos, con exceso de peso y con mala circulación. El paciente ideal es el que presenta un peso relativamente normal o un sobrepeso moderado y con un firme propósito de hacer una dieta para bajar de peso y poder mantenerlo. La firmeza y buena elasticidad de la piel del paciente mejora mucho los resultados. Para la corrección de la flacidez y posible piel suelta en algunos puntos como cara interna de los muslos o abdomen puede exigir en algunos casos una lipectomía.
La lipoaspiración, es una intervención quirúrgica y como tal tiene sus riesgos, pero es habitualmente un tratamiento seguro, siempre que el paciente haya sido adecuadamente evaluado por un médico especialista y sea efectuado en quirófano.

DERMOLIPECTOMÍA O ABDOMINOPLASTIA:

La dermolipectomía o abdominoplastia es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se elimina toda la piel y grasa del abdomen, localizada del ombligo hasta el pubis. Consiste en una extirpación del tejido celudoadiposo, junto con la piel sobrante.
Se recomienda sobre todo en embarzos con gran distensión de abdomen o excedentes de resultados de la cirugía bariátrica y en general cuando hay un problema de mucha flacidez en la piel y en el tejido celular subcutáneo y muscular en brazos, mamas y pared abdominal.
Se practica una incisión horizontal lo más cerca del pubis posible para que se vea poquito, en el caso de las mamas se realizaría un tratamiento combinado de levantamiento de las mismas, llamado pexia. En casos de extremos se puede colocar también un implante de silicona.

Hoy en día existen muchos tratamientos de modelado del cuerpo efectivos, pero es fundamental un diagnóstico previo médico que nos ayude a elegir el más adecuado para cada caso, porque hay tratamientos contraproducentes según los caso, como los basados en el calor para pacientes con problemas de várices y circulación.
Hay también algunos tratamientos no quirúrgicos que ayudan a modelar la figura pero ninguno de los tratamientos tanto quirúrgicos como no quirúrgicos hace milagros y debemos combinarlos con ejercicio y una dieta adecuada.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.