La mascarilla de oro vuelve para quedarse

¿Sabéis que uno de los secretos de belleza de Cleopatra era dormir con una máscarilla facial de oro?  El año pasado ya hicieron furor entre las celebrities –entre ellas Blanca Suárez–, y esta temporada Otoño/Invierno 2018-2019 las mascarillas de oro vuelven a entrar con más fuerza si cabe en el top de los tratamientos y cosmética más demandados.  Y es que con tanto brillo, ¡ya huele a Navidad! Ya nos va apeteciendo el brilli brilli, pero bien entendido, claro. Nos referimos a tener una piel luminosa y radiante, que es lo que permiten las mascarillas en láminas de oro puro de 24 kilates.

El oro aporta a tu piel brillo, por supuesto. Pero aparte de la luminosidad, renueva las células de la piel, aumenta su tersura,  combate las arrugas, manchas cutáneas, líneas de expresión y signos de paso del tiempo como la flacidez y pérdida de luminosidad porque el oro tiene alto contenido en antioxidantes, es antialérgico (libera histamina) y aporta energía a nuestras células. Un tratamiento antiedad completo y sin necesidad de pinchacitos.

Gracias a su efecto reparador, energizante y antifatiga, y a sus propiedades antiinflamatorias estimula la circulación sanguínea eliminando los signos de cansancio como las ojeras dando un tono uniforme. Rico en oligoelementos el oro da a la piel un aspecto radiante e hidratado, y refuerza la barrera natural protectora dando firmeza a la piel.

Para aplicar la mascarilla facial de oro:

  • Limpia tu piel en profundidad, con desmaquillante y aplicando un tónico facial para humedecer la piel.
  • Aplica un sérum hidratante antiedad sobre la piel. Para un tratamiento de oro completo puedes darte un fluido a base de oro puro.
  • Aplica la mascarilla de oro. Los tratamientos faciales de oro se pueden presentar en forma de láminas, crema o mascarillas se aplica directamente sobre la piel limpia y humectada con vapor frío y serúm hidratante.
  • Deja actuar 20 minutos para que la piel absorba completamente el mineral. No hace falta retirar el producto, a diferencia de otras mascarillas, pasado ese tiempo masajea suavemente.

Hay que tener en cuenta que:

  • Para potenciar el efecto del oro, la mascarilla facial de oro se puede enriquecer con otros minerales como cobre, zinc y magnesio, colageno para ganar elasticidad, además de nutrientes naturales como miel y leche que dejan la piel hidratada y luminosa.
  • Desde la primera aplicación la piel se nota más firme, hidratada y luminosa. Se puede seguir un tratamiento de 4 sesiones cada 15 días para reafirmar la piel, mejorar el tono y dar luminosidad en preparativos de ocasiones especiales como Navidad.

Pero además has de saber que las mascarillas de oro también existen para ojos. O lo que es lo mismo, parches para eliminar los signos de cansancio bajo los ojos. Ya sabemos que los coreanos son los reyes del mambo respecto al “mundo mascarilla” y no hay ingrediente con el que no experimenten. Estos parches contienen filtrado de baba de caracol, aloe vera y oro para calmar, hidratar y revitalizar esta zona tan delicada.

 

Deja un comentario

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: administracion@elbierzodigital.com.