¿Cómo eliminar el esmalte permanente en casa?

¿Qué se necesita para retirar el esmalte permanente en casa? En primer lugar, un poco de tiempo – este proceso puede alargarse durante 30 o 40 minutos – y paciencia, requisitos indispensables para mantener el buen estado de las uñas después de todo el proceso. También necesitaremos situarnos, a ser posible, en un lugar bien ventilado.

1- Antes de comenzar a retirar el esmalte con acetona, es necesario pulir el esmaltado con una lima para quitar el brillo. Se recomienda limar suave y lentamente la capa superior de esmalte hasta que la superficie quede porosa. Puedes pulir sin miedo porque no se llegará a tocar la uña y cuanto más tiempo se invierta en este paso (evitando limar de forma brusca), mejor se retirará el producto después.

2- Cortamos discos de algodón, los empapamos de acetona pura y aplicamos encima de las uñas.

3- Envolvemos cada dedo con el algodón sobre la uña en papel de aluminio que previamente habremos cortado en cuadrados.

4- Esperamos aproximadamente 15 minutos. Después de este tiempo, el esmalte permanente debería verse como si se levantara de la uña.

5- Con la ayuda de un ‘pusher’ o un palito de naranjo quitamos el esmaltado suavemente. No lo hagas con fuerza. Si no se retira fácilmente es mejor envolver de nuevo el dedo con el algodón impregnado en acetona y continuar con el proceso en el resto de uñas mientras hace efecto.

6- Pulimos las uñas para quitar los restos de esmaltado que hayan podido quedar.

7- Aplicamos aceite para cutículas y crema de manos. Después de este contacto directo con la acetona, es probable que las uñas estén un poco secas. Por este motivo, lo más recomendable es aplicar aceite para cutículas y también en el lecho ungueal. Por último, también es importante hidratar la piel de las manos con crema.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *