Cinco trucos para aliviar la hinchazón facial

En el avión, al levantarse, en un sofocante día de verano o después de darse un festín de patatas saladas: el repertorio de situaciones que nos llevan a la temida cara hinchada es amplísimo. Una de las causas más comunes de la hinchazón (que no es lo mismo que la inflamación, pues esta última puede ser señal de problemas más graves) es la deshidratación y la consiguiente retención de líquidos. Esa es la razón de que una noche de alcohol tenga ese devastador efecto sobre nuestro rostro a la mañana siguiente.

La hinchazón se debe a varios factores. Algunos de ellos son la sal y el alcohol, un sistema linfático lento, la falta de sueño y la congestión. Esta última es especialmente notoria en verano, cuando las alergias salen a relucir. Lo recomendable es determinar la causa de la hinchazón para evitar que se repita.

1.Masajea tu rostro

Además de resultar muy relajantes, los masajes en el rostro estimulan el flujo linfático y eliminan la hinchazón. Aunque lo mejor es acudir a un profesional, también es fácil hacerlo en casa: Concéntrate en barrer los ganglios linfáticos alrededor de las orejas y  la mandíbula, y baja por el cuello hasta la clavícula.

2.Dormir boca arriba

La retención nocturna de líquidos es normal, pero si tienes tendencia a despertarte con la cara muy hinchada, quizá debas dormir en otra postura. Evita hacerlo boca abajo e invierte en una buena almohada, manteniendo la cabeza ligeramente elevada para que el líquido drene más fácilmente por la noche. Dormir bien es muy importante para desinflamar. Para ello, la temperatura de tu habitación debe estar en torno a los 18C.

3.Prueba el gua sha

El gua sha ayuda a desinflamar el rostro, trabajando tanto en los puntos de los meridianos como en el sistema de drenaje linfático. Ello estimula la circulación sanguínea, favorece la oxigenación de la piel, regula nuestro equilibrio interno, elimina toxinas y evita el estancamiento. También ayuda a deshacer posibles fascias y alivia la tensión muscular, liberando los fluidos retenidos en el rostro. Así, la cara está menos hinchada y se siente mucho más ligera.

4.Crioterapia

Llena un fregadero con cubitos de hielo, agua fría y rodajas de pepino y sumerge la cara en él todo el tiempo que puedas. Reduce instantáneamente la hinchazón y tensa la piel. Puedes utilizar cubitos de hielo congelados, hechos con menta, manzanilla y/o té verde, que son descongestionantes. La crioterapia es una forma muy eficaz de reducir la hinchazón porque da una descarga de frío a la superficie de la piel, enviando un flujo de sangre fresca a la zona. Dicho flujo es rico en oxígeno y nutrientes, lo que estimula el metabolismo de la piel, elimina toxinas y reduce la retención de agua.

5.Hidrátate

Detén la hinchazón en seco manteniendo la hidratación en todo momento. Beber mucha agua es esencial durante todo el año, pero especialmente en verano, cuando suben las temperaturas. El agua con hidrógeno hidrata el organismo y neutraliza los radicales libres. También puedes disolver un poco de sal celta al bañarte para que tu cuerpo la absorba mejor y lograr una hidratación óptima.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.