Cinco errores que debes evitar cuando llevas uñas de gel

Si buscas una manicura perfecta y duradera, una de las mejores opciones son las uñas de gel, que duran hasta tres semanas. Su resultado es más natural que la manicura acrílica, y admite todo tipo de nail art, desde los más sencillos a los más llamativos. Sin embargo, es importante que evites ciertos errores frecuentes cuando llevas esmalte de uñas de gel, para no dañar tus uñas naturales.

PRIMER ERROR: ELEGIR UN SITIO BARATO PARA HACER TUS UÑAS DE GEL

Es cierto que existen kits para realizar el esmalte de uñas de gel en casa, pero si buscas un acabado perfecto y un esmaltado seguro, te aconsejamos acudir a un sitio de calidad y no dejarte llevar por las ofertas. La aplicación de las uñas de gel es un proceso que siempre debería estar hecho por profesionales y con productos de calidad. No solamente porque así nos aseguramos de que el resultado es el deseado, sino porque también hay varios aspectos desde el punto de vista de la salud que hay que tener en cuenta. La aplicación en entornos no adecuados, mal desinfectados o con materiales de baja calidad puede dar lugar a complicaciones, como la aparición de hongos. Además, otro error que se puede cometer es que las uñas estén limadas de modo agresivo, dejándolas dañadas y/o doloridas y necesitando una recuperación que puede durar meses. También puede suceder que el gel sobresalga del área de la uña, haciendo que entre aire debajo del gel y dejando pequeños agujeros por los que puede entrar el agua, y así se pueden ir formando los hongos. Otro de los errores más graves, pero bastante común, es dejar la forma de la uña demasiado plana. Esto puede causar fracturas de las uñas de gel o hasta en las uñas naturales, que si se rompen crean una herida abierta en el lecho ungueal. Además de doler, sangra bastante, y si le entra suciedad se inflama hasta el punto de poder perder la uña. Por esto es muy importante escoger el sitio de uñas con profesionales y de calidad y confianza.

SEGUNDO ERROR: TRATAR DE CAMUFLAR UNAS UÑAS ESTROPEADAS CON LA MANICURA DE GEL

Las uñas de gel se pueden aplicar en la mayoría de uñas. No tienen tantas contraindicaciones como las uñas acrílicas, pero siempre hay que comprobar que las uñas no estén debilitadas por otras causas ajenas, como una retirada incorrecta. Una uña sana soporta el gel sin problema. Así que, si tus uñas están estropeadas por el motivo que sea, primero deberás recuperarlas, con endurecedores, aceites, etc, y luego acudir al salón para disfrutar del esmalte de uñas de gel.

TERCER ERROR: INTENTAR RESOLVER TÚ MISMA ALGÚN PROBLEMA CON TUS UÑAS DE GEL

Otro de los errores a evitar cuando llevas esmalte de uñas de gel es tratar de resolver problemas que puedan surgir.  Es aconsejable acudir a un centro de uñas y no intentar resolverlo sola. En un centro de calidad, además del servicio de puesta de uñas, siempre ofrecen un par de semanas de garantía.

CUARTO ERROR: CORTAR LAS UÑAS CON TIJERAS

Te das un golpecito, se te astilla la uña o te las ves muy largas y piensas en recurrir a las tijeras para recortarlas. Pero no, no es lo que debes hacer. Es otro error a evitar. Si te parecen demasiado largas debes usar una lima para adecuar el tamaño, no cortarlas con las tijeras.

QUINTO ERROR: ELIMINAR EL ESMALTE DE UÑAS DE GEL EN CASA

Y el error más habitual es intentar quitar el esmalte en casa. Verás muchos tutoriales en internet, pero si no quieres que tus uñas sufran, no elimines el esmalte de gel en casa. Retirar el esmaltado de gel es un procedimiento que debe hacerse siempre en un establecimiento donde los profesionales aseguren que se haga de forma correcta. Cualquier otra forma de retirar el esmaltado de gel puede resultar dañina para las uñas, que pueden tardar hasta meses en arreglarse.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.