14 trucos para acabar con el pelo encrespado

El sol, la sal y el cloro son ahora los principales enemigos de nuestro pelo, que si no recibe los cuidados necesarios parece reseco, electrizado y descontrolado, es decir, encrespado. Porque aunque este no es un problema exclusivo del verano -depende de la forma natural del cabello y el pelo rizado se encrespa más fácilmente que el liso-, cuanto más dañado está el pelo más se ‘descontrola’ y más difícil es peinarlo. Un problema que si no se trata a tiempo termina rompiendo las fibras y hace irremediable pasar por la tijera.

Pero no solo el sol, la playa y la piscina atacan nuestro pelo. Además de las decoloraciones, los tintes y el calor excesivo de secadores y planchas, algunos gestos diarios también lo encrespan, entre otros los cepillados enérgicos, la forma de lavarlo y el uso de cosméticos capilares inadecuados, por ejemplo champús con mucho detergente y productos con alcohol. Así, tan importante como elegir un buen champú es aplicarlo de la forma adecuada.

Aunque es casi imposible evitar el encrespamiento, éstas son algunas de las claves para recuperar, en tiempo récord, un cabello dócil y suave como la seda.

  1. No lavar el cabello a diario. El uso del champú diariamente impide que el pelo segregue aceites y grasas naturales que protegen el cuero cabelludo y la cutícula. Es recomendable lavar el pelo dos o tres veces por semana.
  2. Lavado extrasuave. No se deben realizar fricciones fuertes ni frotar las fibras entre sí porque se dañan, es preferible trabajar el champú con un masaje lento, suave, y finalmente aclararlo con abundante agua tibia.
  3. Hidratar, nutrir y acondicionar. Cualquiera que sea el tipo de pelo (fino, grueso, liso o rizado) después del champú hay que aplicar ¡siempre! un producto acondicionador. Para cabello fino es mejor aplicar un bálsamo suavizante, y si es grueso ,una mascarilla. El acondicionador repone los lípidos que se pierden en el lavado dejando el pelo suave y reparado.
  4. Protección extra. El uso de un sérum capilar es esencial para evitar el encrespamiento y conseguir una melena manejable. Una vez que el pelo esté seco se debe aplicar un acondicionador sin aclarado que sea aislante, para impedir que el pelo pierda o capte la humedad del ambiente. Lo más recomendable es utilizar un sérum anti-frizz específico para el tipo de cabello, liso o rizado, que repara el cabello seco y dañado, aporta brillo, nutre el pelo y lo mantiene suave y sedoso. Aplica poca cantidad (2-3 gotas) para que el pelo no quede apelmazado.
  5. Secar bien con una toalla. Pero no dejarla puesta mientras se seca. Hay que frotarlo suavemente y, a continuación, peinar para que no se rompa.
  6. Sanear la melena. Cortar las puntas cada dos meses ya que las zonas estropeadas acumulan más electricidad.
  7. No utilizar líneas capilares que aporten volumen. Incluyen activos con cargas negativas para crear amplitud en la melena, que se depositan en el pelo y empeoran el problema.
  8. Utilizar peines y cepillos de madera con cerdas naturales. Otros materiales, como el plástico y el metal, electrizan el pelo.
  9. Vaporizar un poco de laca en el peine antes de usarlo. Da una fijación ligera que mantiene el pelo bajo control.
  10. Peinarse una vez al día. La electricidad estática se produce cuando se frota el pelo, por lo que cuanto más se peina y se cepilla, más se electriza. Por este motivo, no se deben repasar una y otra vez las zonas del pelo que ya se han trabajado con el secador y las planchas.
  11. Dar un descanso al secador y la plancha. El calor directo e intenso de estos aparatos deshidrata el pelo, y si el pelo está deshidratado tiende a captar la humedad del ambiente y a expandirse sin control. Es preferible utilizarlos solo una vez a la semana y aplicar previamente un protector térmico.
  12. Dejar crecer la melena. El pelo largo tiene más peso, lo que frena el encrespamiento. Es mejor llevarlo ligeramente escalado, con la capa superior a la altura de la mandíbula como mínimo, para que no se levante.
  13. Recogidos que ayudan. Una coleta pulida para ir a trabajar, un moño deshecho para estar en casa y una trenza al acostarte ayudan a tener el pelo controlado.
  14. Cuidado con la ropa. Las prendas confeccionadas con lana y tejidos sintéticos favorecen la electricidad estática, sobre todo si el cabello los roza durante todo el día.

Deja una respuesta

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: [email protected].