Tag Archive for botox

Los otros usos del Botox

Cuando oímos la palabra botox inmediatamente nos viene a la cabeza su uso contra las arrugas, pero lo cierto es que tiene otras muchas aplicaciones. Actualmente, en España se puede usar el botox en pacientes con incontinencia por hiperactividad neurógena –causadas por un problema neurológico– que no responden al tratamiento estándar, algo que sucede en el 30% de los casos. Además, el Ministerio de Sanidad está ultimando la aprobación y el reembolso en el Sistema Nacional de Salud (SNS) de su uso para tratar la vejiga hiperactiva idiopática, cuyo origen es desconocido, que representa el 80% de los afectados por este trastorno urinario.
El botox tambien sirve para combatir la migraña crónica, que afecta al 2% de la población. Sanidad ha autorizado este mismo año su uso preventivo para esta afección.

Asimismo, la mayoría de hospitales españoles lo emplean en el  tratamiento de la espasticidad de las personas que han padecido un ictus o tienen parálisis cerebral, incluidos los niños.

 

 

¿Bótox o ácido hialurónico?

 

EBD  Muchas personas confunden el bótox con el ácido hialurónico, dos sustancias muy diferentes, que se inyectan con distintos propósitos y resultados, y en diferentes puntos del rostro e incluso del cuerpo.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Es el encargado de mantener turgente la piel, y donde más se suele notar su disminución, con el paso de los años, es en el rostro. Se inyecta bajo las arrugas, rellenándolas. Se reabsorbe de forma natural y su efecto dura entre 6 y 9 meses, incluso más, según las personas. Se utiliza en el tercio inferior del rostro. También se usa para rellenar cicatrices y aumentar labios y pómulos.

El bótox es la marca comercial de la toxina botulínica, que tiene como efecto la paralización de los músculos en forma temporal. En estética se usa para evitar o disminuir la formación de arrugas, ya que al paralizar la musculatura facial se evita el realizar movimientos que producen arrugas alrededor de los ojos, el entrecejo y la frente; es decir, se aplica en el tercio superior del rostro.El bótox dura entre 3 y 6 meses y también se reabsorbe de forma paulatina. El bótox tiene además otras aplicaciones. Por ejemplo se utiliza para el exceso de sudoración, para combatir la migraña y para algunos problemas de vejiga.

Otros usos del bótox

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estética sin cirugía: más guapas sin pasar por el quirófano

 

EBD Cada día salen al mercado nuevos tratamientos estéticos que suponen una alternativa al quirófano. Recuperar un aspecto joven sin recurrir a la cirugía se está convirtiendo en una realidad también defendida por expertos en medicina estética. Estos profesionales empiezan a apostar por tratamientos que dejan de lado el bisturí.

Con las nuevas técnicas estéticas presentes hoy en día se pueden realizar tratamientos estéticos sin tener que esperar para ver los resultados, las nuevas técnicas no agresivas como el láser, la mesoterapia, el peeling, radiofrecuencia, o incluso el bótox te permiten lucir un aspecto radiante desde las primeras sesiones.

Entre los tratamientos más solicitados están aquéllos dirigidos a recuperar la hidratación de la piel, eliminar las arrugas, reducir la flaccidez, eliminar las manchas que se han intensificado por efecto del sol, o recuperar la línea.

El bótox, la estrella

La aplicación de bótox para eliminar las arrugas de expresión es en la actualidad, junto a la eliminación del vello de forma definitiva con láser, el tratamiento más demandado. Los especialistas aconsejan someterse a estas intervenciones en otoño porque es importante, después de las vacaciones estivales, dejar pasar un periodo de tiempo largo sin exponer el cuerpo al sol.

Recuperar la línea es otra de las grandes preocupaciones estéticas de los españoles. Para ello, lo más recomendable, según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), es seguir una dieta planificada, hacer ejercicio dirigido por un profesional, someterse a terapias físicas con ultrasonidos, u otros tratamientos como la radiofrecuencia, la termoterapia o la mesoterapia corporal.

El aumento de la demanda de los tratamientos estéticos ha hecho que muchos centros de belleza hayan visto en este sector una oportunidad de negocio ofreciendo precios competitivos, pero que no siempre van acompañados de una atención médica especializada.

De hecho, la SEME asegura que hasta un 20% de las intervenciones son para corregir o mejorar los resultados de prácticas aplicadas en centros de estética. En el caso concreto del láser, la diferencia de aplicar esta técnica de forma correcta y eficaz supondría un ahorro de hasta el 40% para el paciente.

Los expertos recomiendan acudir a una consulta de medicina estética, donde al paciente se le realiza una historia clínica y una exploración completa, se le diagnostica el problema a tratar y se le plantean las diferentes posibilidades terapéuticas mas adecuadas para resolver su problema, teniendo en cuenta sus características personales.

El paciente debe asegurarse de que está en un centro autorizado que reúne todas las condiciones para ello. Debe ser tratado por un médico estético que conozca bien cómo resolver su problema. Asimismo, debe firmar el consentimiento antes de la intervención y seguir las indicaciones del médico una vez finalizada la misma

Y es que se lleva dar solución a los problemas estéticos más con medicina que con cirugía. La balanza se inclina por los métodos mínimamente invasivos frente a la intervención quirúrgica. Está claro que el riesgo es menor y las garantías similares y, en algunos casos, mayores.

Por eso, una de las grandes apuestas de la medicina estética es la lipoescultura, una técnica con la que se extrae la grasa en cualquier parte del cuerpo. A este tratamiento se unen otros como las aplicaciones de láser con anestesia local para el envejecimiento cutáneo y las manchas; las inyecciones de principios activos para reducir por ejemplo la celulitis; o la aplicación de presión sobre la zona en cuestión. Técnicas y tratamientos hay cada vez más.

Pero lo que es indiscutible es que a la hora de decidirnos por mejorar nuestro físico lo más importante es acudir a un buen profesional. Él será el que nos aconseje someternos a una intervención o a un tratamiento estético no invasivo, dependiendo además de qué tipo de patología y de su grado de gravedad.

No nos ponemos poner en cualquier mano y más en estos casos, en los que no sólo está en juego tener un mejor o peor físico, sino también la salud.

Fuentes:

www.sur.es

ww.seme.org

Al 25% de los hombres españoles no les importaría usar botox

El 25 por ciento de los hombres en España admite que no le importaría ponerse toxina botulínica, según los resultados presentados en la XXIII Reunión del Grupo de Dermatología Cosmética y Terapéutica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Los hombres están cada vez más interesados en lograr una buena imagen, tanto para mejorar sus relaciones personales como laborales, Con este objetivo, el tratamiento con toxina botulínica tipo A (comúnmente llamada bótox) por su comodidad y resultados, se ha convertido “en un tratamiento tan demandado como una simple limpieza de cutis. El miedo a las agujas y el recelo a inyectarse una toxina ya es cosa del pasado –asegura–, y ahora simplemente es una solución de belleza más para luchar contra el envejecimiento cutáneo”, según destacaron expertos en estética en esta reunión.

El procedimiento de aplicación de la toxina botulínica tipo A es  simple. Se inyecta en consulta, en poco más de  diez minutos, con unas molestias mínimas (pinchazos superficiales) y prácticamente sin período de recuperación después de la aplicación, por lo que puede continuarse con las actividades diarias de forma inmediata.