¿Sabes qué dicen tus uñas sobre tu salud?

Cada vez prestamos más atención al cuidado de nuestro rostro y cuerpo y mimamos nuestro cabello, pero ¿qué pasa con nuestras uñas? De nada sirve llevar el esmalte de la temporada o el nail art que triunfa en las redes sociales si debajo tus uñas no están tan saludables como deberían. Pueden ser una expresión más de las patologías internas, por lo que siempre es recomendable acudir a un especialista ante un cuadro de aparición repentina y que no mejora, especialmente, si está asociado a otra sintomatología.

Manchas blancas
· A qué se deben. Pueden aparecer por despegamiento de la lámina ungueal de la porción inferior o por hiperqueratosis. En cambio, cuando estas manchitas son limitadas la causa más frecuente es la presencia de un mínimo traumatismo imperceptible previo, que desaparecerá una vez te crezca la uña.
· Cómo evitarlas. El cuidado de la piel que rodea las uñas es básico para evitar que éstas se despeguen y se observe esta coloración anómala.

Estrías (verticales y horizontales)
· A qué se deben. Las estrías verticales son muy frecuentes, sobre todo cuando aumenta la edad de la persona, ya que se consideran una forma de envejecimiento del tejido que conforma las uñas. Las estrías horizontales, también llamadas líneas de beau, implican una alteración momentánea en el crecimiento de la uña, que puede aparecer por muchísimas causas (estrés, tics o hasta traumatismos externos). De hecho, pueden aparecer de forma simétrica en todas las uñas después de haber sufrido fiebre o alguna enfermedad.
· Cómo evitarlas. La hidratación continua de las uñas con cremas o aceites especiales prevenir y mejorar las estrías verticales. Las líneas de beau se van moviendo hacia adelante con el crecimiento de la uña, hasta desaparecer; lo malo es que esta situación no se puede prevenir, excepto cuando es causada por traumatismos, donde hay que evitar las manicuras agresivas.

Blandura o debilidad 
· A qué se debe. La debilidad de la lámina ungueal es frecuente cuando se lavan mucho las manos (el agua se va metiendo en la uña separándola) o se usan productos agresivos, como limpiadores domésticos o quitaesmaltes. La uña está formada por múltiples capas unidas entre sí, y estos productos debilitan las uniones entre ellas, haciendo que se separen en capas y se rompan con mayor facilidad.
· Cómo evitarlo. Usar guantes para limpiar o fregar mantendrá tus uñas a salvo. Utiliza quitaesmaltes suaves e hidratantes y no con excesiva frecuencia y no olvides hidratarte con aceites o cremas muy grasas, que ayudan a fortalecer. El consumo de vitaminas del tipo B (presentes en lácteos, cereales integrales y pescado) ayudará a que tus uñas quebradizas crezcan más fuertes.

Color amarillento
· A qué se debe. Las uñas de forma natural son translúcidas. Cuando se ven amarillentas puede ser por alteraciones internas (determinadas enfermedades hepáticas) o bien por tinciones externas (uso de esmaltes oscuros). Sin embargo, es posible saber la causa específica si te fijas en las forma que toma esta coloración: si solo afecta a una determinada zona podría ser un caso de hongos o psoriasis, por lo que deberías consultar con el especialista para que te recomiende un tratamiento.
· Cómo evitarlo. Hay que proteger la uña continuamente con cremas hidratantes, así como utilizar una base protectora antes de aplicar el esmalte de color.

Falta de brillo
· A qué se debe. Puede ser aislada en algunas uñas, en cuyo caso consideramos en general causas externas de alteración de la uña. Pero cuando aparece en muchas puede deberse al propio envejecimiento, pues igual que en la piel aparecen manchas y arrugas, las uñas puede presentar pérdida de brillo o transparencia.
· Cómo evitarlo. Además de hacerlas frágiles, el contacto frecuente con productos agresivos puede hacer que pierdan su brillo. Ante una aparición repentina de una pérdida de este brillo en todas las uñas acude a un especialista para valorar la opción de realizar analíticas.

Fuentes: revista Cosmopolitan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *