Playa, piscina o rayos UVA, ¿dónde se obtiene el bronceado más bonito?

El moreno de playa es el más rápido y bonito, el de ciudad es más opaco, y el de los UVA es el que más envejece. Y el color se mantiene más tiempo en las pieles oscuras que en las claras aunque hay que aclarar que el sol es el mismo en la playa, en la montaña o la piscina de la ciudad.

La diferencia es que en la playa, el yodo marino y el reflejo de los rayos sobre la arena blanca, hacen que se potencie la actividad de la melanina, además, el tono es más bonito porque junto al mar existe más humedad ambiental y la piel se ve más hidratada.

Con los rayos UVA de las máquinas de bronceado nuestra piel se limita a oscurecer la melanina que ya está presente en nuestra piel, no estimulan una nueva. Por eso el color es más mate. Estos aparatos producen un bronceado artificial sólo con los ultravioleta A, la parte del espectro que más penetra y envejece. El sol natural emite tanto UVB (estimulantes de la melanina) como UVA (que oscurecen la melanina) lo que estimula mayor producción de melanina, más distribución de la misma y otras defensas como un aumento de la capa cornea. En cuanto al moreno de ciudad al ser menor la humedad ambiental, el bronceado es más opaco. Igual que se vuelve opaco cuando vuelves de la playa, porque la sequedad del aire urbano hace que nos descamemos.

Para que un bronceado dure son fundamentales dos cosas: que se haya sido conseguido progresivamente y con cuidado y que la piel esté hidratada. A la hora de perder el color, da igual donde nos hayamos tostado. Lo que hace que dure depende de lo que tarda cada metabolismo en deshacer la melanina que ha producido. Según el fototipo que tengamos, produciremos más o menos melanina. Los fototipos 3, 4 y 5 (pieles oscuras) se broncean más y durante más tiempo (tardan más en degradar la melanina), mientras que los 1 y 2 (pieles claras) producen menos melanina y también la deshacen antes. En definitiva, que las morenas además de broncearse más, tardan más en perder el color, que las blancas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *