La permanente vuelve a estar de moda

Es cierto que esta técnica está experimentando un comeback (casi glorioso) a nivel internacional. Al menos, eso sugieren los datos en Reino Unido, donde está habiendo un aumento considerable de permanentes aunque la realidad es que la permanente tradicional es una técnica compleja que no todos los expertos hacen en sus salones y cuya conveniencia y buenos resultados sigue generando debate.

No en vano, para poder rizar el pelo de forma permanente es necesario un tratamiento químico que implica romper algunos puentes de proteínas en el pelo para poder formar los rizos. Un proceso que estropea el cabello y que, por tanto, no todos los estilistas aconsejan. Por eso, si te estás planteando hacerte una permanente, esto es lo que debes saber.

1.- La técnica ha mejorado pero…
La técnica tradicional ha experimentado una ligera evolución en los últimos años, sobre todo en lo que se refiere a los productos utilizados. Son productos menos agresivos que respetan más el cabello, pero son menos efectivos. Se da más importancia a la salud del cabello que a la efectividad del tratamiento. Ahora las permanentes son más suaves y contienen muchos productos para el cuidado como las proteínas de seda o el aloe vera para dar flexibilidad, humedad y elasticidad al rizo.

2.- ¿Se consiguen buenos resultados en cabellos muy lisos?
Con las permanentes se pueden crear diferentes estilos de rizos en función del tamaño y la forma del rulo que se utilice y la técnica de colocación de los mismos, cuanto más natural sea el rizo, más rápido perderá su forma. Problema que se maximiza en cabellos lisos porque tiene más poder el lacio del pelo natural y, por lo tanto, crear una onda ligera es más difícil todavía en este tipo de cabellos. Si en lugar del efecto onda se busca un rizo más pequeño, tipo años 80, sí que se puede conseguir un buen resultado. Si se busca una onda suave y grande es imposible en pelos lisos.

3.- ¿Puede hacerse una permanente en cabellos teñidos?
Aunque puede hacerse si el cabello está muy dañado, seco o decolorado, los productos químicos que se usan en la permanente podrían estropearlo aún más. Por eso es importante que el experto que la haga tenga muy en cuenta el estado previo del cabello antes de aconsejar o desaconsejar una permanente.

4.- ¿Con la permanente se pueden crear diferentes estilos de rizos?
Sí, ya lo avanzábamos anteriormente y profundizamos ahora en ello. Puede hacerse pero según la longitud del cabello hay algunos límites en referencia a las melenas excesivamente largas. Hoy en día, el efecto para conseguir rizar el pelo es más natural. En vez de utilizar bigudíes, ahora se puede optar por el uso de rulos o bodys-gomas que son más blanditos y permiten enroscar el pelo. Además, según sea el tamaño del rulo, su forma y su colocación, se podrán conseguir diferentes efectos. Hay quienes prefieren que el rulo nazca desde la raíz, otros prefieren que el rulo comience más abajo. Y para quien desea darle volumen al cabello se puede realizar la permanente en la parte de abajo del cabello.

5.- Cuidado si tienes una melena XXL
Y es que, tal y como confirman varios expertos, es difícil hacer una permanente sobre cabellos de más de 30 centímetros de largo porque el pelo es demasiado pesado para poder resistir los rizos, que tenderán a alisarse debido al peso del cabello.

6.- Sobre los cuidados especiales que requiere un cabello permanentado
Teniendo en cuenta que la permanente es un proceso que fragiliza el cabello y que afecta a su estructura interna, es necesario extremar la hidratación del cabello y utilizar productos libres de alcohol y diseñados específicamente para cabellos con permanente. Además, recuerda que si lo dejas secar al aire, evitarás castigar el pelo con calor y, además, obtendrás un rizo más bonito y con menos frizz.

7.- ¿No existe otra técnica para rizar el cabello?
Sí, existe, pero en España aún es una técnica que no está muy presente. Se trata de la permanente digital, un procedimiento que ofrece resultados muy naturales y relajados y que es menos invasiva para la estructura capilar. Está causando furor en Japón. El proceso para rizar el cabello con este protocolo se lleva a cabo con unos rulos eléctricos que regulan la temperatura y que se conectan a la máquina central a través de la cual se puede controlar la temperatura y el tiempo de cada rizo. El resultado dura varios meses y una vez finalizado el tratamiento no es necesario utilizar ningún otro rizador o producto, basta con secar el pelo con el difusor o al aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *