¿Bótox o ácido hialurónico?

 

EBD  Muchas personas confunden el bótox con el ácido hialurónico, dos sustancias muy diferentes, que se inyectan con distintos propósitos y resultados, y en diferentes puntos del rostro e incluso del cuerpo.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Es el encargado de mantener turgente la piel, y donde más se suele notar su disminución, con el paso de los años, es en el rostro. Se inyecta bajo las arrugas, rellenándolas. Se reabsorbe de forma natural y su efecto dura entre 6 y 9 meses, incluso más, según las personas. Se utiliza en el tercio inferior del rostro. También se usa para rellenar cicatrices y aumentar labios y pómulos.

El bótox es la marca comercial de la toxina botulínica, que tiene como efecto la paralización de los músculos en forma temporal. En estética se usa para evitar o disminuir la formación de arrugas, ya que al paralizar la musculatura facial se evita el realizar movimientos que producen arrugas alrededor de los ojos, el entrecejo y la frente; es decir, se aplica en el tercio superior del rostro.El bótox dura entre 3 y 6 meses y también se reabsorbe de forma paulatina. El bótox tiene además otras aplicaciones. Por ejemplo se utiliza para el exceso de sudoración, para combatir la migraña y para algunos problemas de vejiga.

Otros usos del bótox

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *